LA CIUDAD ES NUESTRA: NO A LAS EXPROPIACIONES

LA CIUDAD ES NUESTRA: NO A LAS EXPROPIACIONES

Queridos vecinos:

Recientemente y tras pedirle explicaciones, el Concejal Presidente del Distrito de Fuencarral-El Pardo, Guillermo Zapata, ha comunicado a los responsables de la Macrocomunidad su intención de comenzar unas obras en los terrenos del aparcamiento que denominamos de Hacienda o Azorín. Las obras en cuestión se resumen en una ampliación de aceras y supresión de plazas de aparcamiento, lo que dificultará, entre otras cosas, el acceso de los camiones de bomberos, poniendo en grave y continuo peligro a las personas del edificio Azorín.

No queremos que se expropie ningún terreno. Queremos nuestras plazas de aparcamiento. Incluso querríamos que dichas plazas de aparcamiento fueran cerradas como ocurre con el resto de las plazas de aparcamiento de la Ciudad de los Periodistas. Pero si el Ayuntamiento decide apropiarse de nuestros terrenos, en contra de la voluntad de los vecinos, deberá pagar su justo valor.

Desde el Ayuntamiento nos han transmitido el siguiente mensaje: “Si queréis tener derecho a vuestros terrenos, tendréis que ganarlo en los Tribunales.” Postura prepotente y contraria a la ley, impropia de los órganos rectores de una Administración Pública. El Ayuntamiento no debe poner a sus administrados en esa tesitura del más fuerte contra el más débil, porque está haciendo un uso de nuestros impuestos para un fin más que dudoso. ¡TENEMOS QUE ACTUAR! Si no reaccionamos ante este atropello, este solo será el primer paso, porque a la pérdida de plazas del aparcamiento de Hacienda-Azorín pueden seguir las 70 plazas de la calle Ginzo de Limia, afectada también por la famosa línea verde del PGOUM 97. Y el coste también querrán que sea cero.

Para informaros a todos de la situación actual y de cuáles pueden ser las soluciones a esta injusta situación a la que estamos siendo sometidos, OS CONVOCO A UNA REUNIÓN INFORMATIVA A LAS 19:30h EN EL CLUB CIUDAD DE LOS PERIODISTAS

El objetivo primordial de la Macrocomunidad en estos años ha sido el de dotar a la urbanización de nuevos y mejores servicios generales, hecho que repercute en mejorar nuestra calidad de vida así como en incrementar el valor de nuestras viviendas, locales, plazas de garaje, etc.- Todo ello, ligado con el máximo respeto a las competencias exclusivas de las diferentes Comunidades que integran la Macrocomunidad.

Siempre que hay un intento de progreso o resolución de problemas generales por parte de la Macro, suele haber algunas personas que se oponen a ello. Es difícil encontrar una Urbanización en la que unos pocos, durante tanto tiempo, hayan paralizado proyectos que benefician a todos los vecinos de la Ciudad.

Es importante que estemos seguros de que nuestro voto en las distintas Comunidades no comprometa el futuro de la Ciudad. Hay que buscar un espíritu constructivo y luchar por nuestros derechos. En está ocasión, y dada la gran importancia de lo que se debate, os pedimos vuestro apoyo directo, que es el motivo de la reunión del próximo día 9 de mayo.

Planteado el problema, vamos a hacer una breve historia sobre la situación jurídica y devenir de la Ciudad, los antiguos vecinos ya la conocen, pero los nuevos deben saber cuáles son sus derechos.

Hace años se produjo un grave deterioro de la Ciudad, en servicios de carácter común había problemas de inseguridad, drogadicción, violaciones, etc.  Un grupo de personas entregadas, como Isabel Granero, Carlos Granados y otras personas, que no citamos porque están entre nosotros y siguen colaborando, dijeron ¡Basta! Movilizaron a una gran mayoría de vecinos para resolver estos graves problemas. Como consecuencia, estos emprendedores junto con los presidentes de las Comunidades constituyeron la Macrocomunidad de la Ciudad de los Periodistas. Que por cierto, para los que tienen dudas de su legalidad, sus Estatutos se encuentran protocolizados notarialmente desde el 25 de julio de 1.989, en la Notaría de Madrid de D. Ignacio Martínez Gil y se encuentra inscrita en el registro de Entidades Jurídicas del Ministerio de Hacienda. Además, ha sido reconocida por la Audiencia Provincial de Madrid en sentencia del 31 de diciembre de 1.996 y ninguna de las alegaciones de ilegalidad aducidas por morosos demandados ha prosperado.

Finalmente, con respecto a la propiedad de estas zonas, es el Club Ciudad de los Periodistas el propietario por derecho propio de los terrenos, tanto del recinto deportivo (escritura pública nº 256 de fecha 13/2/1984, Notaria de D. José Vicente Izquierdo) como de la de nominada “zona resto” (escritura pública nº 255 de la misma fecha y ante el mismo notario), que comprende zonas centrales, calles, viales, jardines comunes, aparcamientos de superficie, etc., para uso de los vecinos de la Ciudad, según se desprende de la inscripción tercera, cuarta y séptima de la hoja registral.

La razón por la que la Asociación de la Prensa vendió al Club la “parcela resto”, fue que este era el único ente jurídico con capacidad de adquirir bienes inmuebles y el único ente legitimado para la defensa de estos terrenos. Pero las Comunidades tienen que sostener el mantenimiento de las servidumbres de las que son titulares. Por esta razón, el ente que mejor regula la relación con el Club, es la Macrocomunidad.

Es clara la propiedad, pero también es claro que, sin una parte de estos terrenos, nuestro patrimonio se devaluaría. Por interés de todos, debemos ser capaces de organizarnos, de reaccionar a este intrusismo del Ayuntamiento, porque el futuro para nuestra Urbanización y para los que vivimos en ella es poco halagüeño. Las redes sociales y prensa pueden ser un buen medio para frenar al Ayuntamiento antes de que se inicien las obras.

Lo más importante: No queremos que se expropie ningún terreno, queremos nuestras plazas de aparcamiento, pero si el Ayuntamiento decide apropiárselo, debe pagar su justo valor.

¡LA CIUDAD ES NUESTRA!

Reunión informativa 9 de mayo a las 19:30h en el Club

 

                          El Presidente de la Macrocomunidad


Deja un comentario